miércoles, 8 de septiembre de 2010

"Hellbent": abdominales, culos, cuartos oscuros y psycho-killers ...

Si hay algún subgénero por el que siento auténtica debilidad morbosa es por el slasher adolescente. Todos hemos pasado por la temida edad del pavo y, por tanto, todos hemos visto con los colegas esas grandes películas donde un grupo de amigos son asesinados por un psycho-killer enmascarado que tiene un motivo para matar más o menos original o más o menos traumático. ¿Qué tiene que tener un slasher para ser considerado como tal? Pues un prólogo donde se asesina a uno o a varios teenagers, un protagonista casto y puro, un grupo de amigos con las hormonas revolucionadas, algún polvete que termina en descuartizamiento, y un asesino con un disfraz molón.

"Hellbent"
cumple punto por punto todo lo básico que tiene que tener un slasher adolescente, sólo varía un poco en el hecho de que en esta película no nos vamos a encontrar a ninguna rubia con las tetas de Pamela Anderson corriendo como una posesa mientras escapa de un encapuchado ¿Por qué? Pues porque todos los personajes de "Hellbent" son gays. Es decir, olvidaos de treinteñaeras con una talla 100 de sujetador haciéndose pasar por niñas de diecisiete años, en este slasher lo que nos vamos a encontrar es con esto:


El argumento de "Hellbent", injustamente olvidado en la categoría de mejor guión original en la edición de los Oscar de 2004, es el siguiente:

"Una pareja gay es decapitada por un encapuchado mientras están sodomizándose en un bosque cercano a Los Ángeles. Al día siguiente, que curiosamente coincide con la festividad de Halloween, un grupo de amigos, todos ellos homosexuales y que parecen recién sacados de una película porno de diseño, se dirigen a una fiesta cuando deciden aparcar el coche en el mismo lugar donde los chicos fueron asesinados la noche anterior. Allí les parecerá ver a un tipo vestido de demonio que les seguirá hasta la fiesta y acabará liándola parda ..."

Si alguien es capaz de ver "Hellbent" tomándosela en serio después de leer su argumento, es que es de los ingenuos que aún se cree que los protagonistas de una película porno acaban casándose antes de los créditos.

"Hellbent" es cutre, casposa, delirante, absurda, ridícula y, por tanto, divertidísima. Si uno es capaz de aceptar el juego que la película te propone nada más empezar, descubrirá que los escasos 70 minutos de metraje se le pasan a uno volando entre asesinatos en cuartos oscuros, decapitaciones a dragqueens en callejones solitarios, polvetes gays que terminan como el rosario de la aurora, protagonistas con abdominales de escándalo que tienen concentrado todo su talento interpretativo en sus músculos, y un asesino enmascarado que parece salido de un sueño erótico conjunto de Pedro Almodóvar y John Waters. Porque "Hellbent" es como mezclar un capítulo de "Queer as folk" con una peli porno blanda gay y agitarlo todo con alguna de las imitaciones baratas de "Scream". Yo no sé vosotros pero yo no me podía resistir a esta mezcla ...

Olvidaos de las scream queens del género como Neve Campbell o Jamie Lee Curtis, es el turno de los scream kings ...

El tráiler de "Hellbent":




3 comentarios:

  1. Jajaja... pues sí, deberían haberla nominado a mejor guión original... junto con "Showgirls"!!

    ResponderEliminar
  2. Pues está curioso, pero hay una cosa que me repatea de estas pelis y lo tengo que decir porque si no reviento. Desde Psicosis, que comenzó el género, siempre el rollo de estas pelis es identificarse con las víctimas que por hacer algo "malo" van a pagarlo con su vida. La mayoría de las veces son eso, adolescentes con las hormonas aceleradas que pagan por "cochinacos", identificando el sexo como algo que conlleva funestas consecuencias... En este caso, alguien podría interpretar que se les castiga por ser gays, aunque sería una visión bastante sesgada del asunto. Se abriría un debate: ¿son moralistas las películas de psicópatas?

    ResponderEliminar
  3. ei Joss, pues sí, son bastante moralistas ... en ese sentido, creo que "Scream" es una masterpiece del género porque los protagonistas se ríen de esa misma moralina y utilizan un metalenguaje mucho más original e inteligente de lo que puede parecer a primera vista, uno de los personajes incluso advierte a sus amigos que deben de dejar de follar porque en el cine de terror sólo sobreviven los vírgenes.

    En ese sentido te recomiendo ver "Cherry Falls" que es una especie de parodia seria del slasher donde el asesino mata ... a los vírgenes. Conclusión, los estudiantes deciden hacen una macroorgía para salvarse.

    ResponderEliminar