miércoles, 15 de septiembre de 2010

"I want your love", porno que emociona

Supongo que todos habréis oído alguna vez ese chiste tan malo que dice: "¿por qué las mujeres ven hasta el final las películas porno? Pues para ver si al final se casan o no". Chiste cutre donde los haya pero que refleja perfectamente lo que casi todo el mundo pensamos del porno: que es un subgénero sólo apto para ver como precalentamiento con tu pareja, como diversión con los amigos o que sirve como acompañante en largas noches solitarias. Pero de repente aparece un corto como "I want your love" de Travis Mathews y te destroza todas las ideas preconcebidas sobre el porno que puedas tener. Porque que levante la mano quien pensara que alguna vez se emocionaría con una peli X ¿Verdad que no hay manos levantadas? Pues esperad a ver este corto y luego hablamos.

"I want your love" parte de una idea sencilla pero efectiva: dos amigos íntimos charlan sobre el amor y el sexo para acabar preguntándose porqué nunca lo han hecho entre ellos y decidir que es mucho mejor comprobarlo que quedarse con la duda. Ya está, pero es que un corto no necesita más que eso, y un buen director detrás de la cámara, para demostrar lo mucho que las imágenes pueden decir y el torrente de sensaciones por las que se puede hacer pasar al espectador.

Es curioso ver cómo los dos actores protagonistas, Jesse Metzger y Brenden Gregory, consiguen que el sexo explícito que practican pase a un segundo plano para mostrarse ellos como dos personas que follan mientras se ríen, se ponen nerviosos, se dejan llevar y acaban comportándose delante de la cámara como dos hombres completamente vulnerables que consiguen aportar al hecho de acostarse juntos una aplastante naturalidad.

Pero aparte de lo bien tratado que está el tema del sexo, "I want your love" es un corto excelentemente fotografiado, muy bien rodado (esa cámara al hombro que acerca al espectador a los personajes es perfecta) y extraordinariamente bien interpretado por dos actores que tienen un desnudo físico y emocional muy complicado.

Por supuesto que se trata de una historia que pone cardíaco y a mil al espectador que acepte sus reglas, eso es más que obvio. Pero también es verdad que hay mucho más aparte de follar, y gran parte de eso viene dado por la naturalidad con la que Travis Mathews nos acerca a algo tan complejo, y tan difícil de enseñar en imágenes, como es la cantidad de sensaciones por las que uno pasa cuando está cómodo en la cama y se deja llevar. La risa floja, las miradas cómplices, la progresiva pérdida de vergüenza, la excitación, el deseo ... todo ello aparece en estos 13 minutos en los que nada se oculta ni se censura. Es el amor y el sexo en estado puro.

Por cierto, que es una pena que "I want your love" sólo se pueda localizar en páginas porno gay como si se tratara de un subproducto o algo así. Lo podéis ver aquí:







5 comentarios:

  1. Pues sí que es hot hot hot... Pero me ha dado penita el final. Entiendo que a Brendan le gusta el otro mucho más de lo que al otro le gusta Brendan, ¿no? Lo digo por la posición post-coíto que mantiene cada cual y, sobre todo, por ese "Aquí estoy, pasando el rato con Brendan..."

    ResponderEliminar
  2. pienso como tú Javi,el final es tristísimo, además el plano que el director compone justo después de un polvo tan explícito, cuando los dos están abrazados, casi hace ver un final feliz...pero la frase de "aquí estoy, pasando el rato con Brendan" es demoledora ...

    a mí el corto me despertó muchas sensaciones, y no precisamente relacionadas con la entrepierna (que también) sino de lo cotidiano que es todo.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta este corto (que me niego a aceptar como simple porno), creo que tiene una carga emocional que llega al espectador no solo en los diálogos sino también en el sexo, consiguiendo que este sea algo más que una sesión de gimnasia ante la cámara. Vamos, que me parece tan sincero como cotidiano. Coincido con vosotros en cuanto el final, es muy triste por el coche de sentimientos opuestos de ambos.

    ResponderEliminar
  4. me encanta, todo es tan natural y cotidiano... se les ve rozando la pasión y el amor y sin embargo a Leslie le llevará una tarta :( Que duro es cuando las percepciones de lo vivido están tan jodidamente desequilibradas.

    ResponderEliminar
  5. oh my fucking lord!! THIS is GOOD!! :DD

    ResponderEliminar