domingo, 19 de septiembre de 2010

Rollo bollo en Las Vegas ...

Mucho estaba tardando yo en hablar en este blog de una de las grandes películas de culto de los últimos veinte años, de un auténtico fenómeno underground, de la cinta que nos enseñó cómo tienes que eliminar a tus contrincantes para pasar de ser una simple corista a toda una estrella de Las Vegas de pezones coloreados. Estoy hablando, of course, de "ShowGirls" de Paul Verhoven, película que incomprensiblemente sigue apareciendo en algunas de las listas de las peores películas de la historia del cine. Y digo yo que quien hace esas listas debe de haber visto muy poco cine porque creo que el tiempo ha hecho justicia con "ShowGirls" y ha quedado demostrado que su aparente horterismo, cutrez y ordinariez no son más que una mala leche muy inteligente y muy propia de la filmografía de Verhoven.

No voy a entrar en la eterna polémica de si "ShowGirls" es una buena o mala película, porque creo que es una de esas historias que hay que ver sin prejuicios y determinado tipo de espectador es incapaz de hacer eso, por lo que muchas veces defender la película que destruyó la carrera de Elizaberth Berkley es entrar en una conversación de besugos con alguien que no quiere ver más allá de sus narices. Por cierto, que supongo que Charlize Theron aún debe estar dando gracias al director de cásting que la rechazó para el papel de Nomi Malone ...

El caso es que de lo que quiero hablar en esta ocasión es de que "ShowGirls" nos presentó una de las historias de amor lésbicas más "entrañables y conmovedoras" de la historia del cine, la de Crystal Connors (Gina Gershon) y Nomi Malone (Elizabeth Berkley). Como diría el escritor Raúl Portero: "la historia es casi propia de una película de Disney, ellas dos se quieren a pesar de tirarse por las escaleras y de robarse el puesto de vedette más zorrón de las Vegas. Es el triunfo absoluto de los buenos sentimientos."

Para quien dude de que "ShowGirls" no es más que una épica historia de amor entre dos mujeres, sólo hay que echarle un vistazo a algunas de las lecciones morales y románticas que nos enseña la película de Verhoven:

-lección 1: no hay nada más bonito para demostrar tu amor que vestirse de cuero y protagonizar un número musical sadomaso donde le pones la zancadilla a tu aprendiz sólo para que ella sepa quien manda en la relación.

-lección 2: si tu amada no te presta atención, sólo tienes que hacerle un lap dance a su chico delante de ella. Ya sabes, tú le puedes tocar pero él a ti no. Si te encuentras luego a ese mismo chico, recuerda decirle algo tan bonito como "me encantó ver como te corrías".

-lección 3: si ella sigue sin hacerte caso, entonces lleva a su chico a una piscina con luces de neón y hazle suavemente el amor, aunque sólo sea porque sabes que ella acabara por enterarse. Si lo de suavemente no funciona, entonces móntate a horcajadas sobre él y pon a prueba tus cervicales.

-lección 4: sabrás que ella es tu alma gemela porque las dos sois divas, de las de verdad, de las de toda la vida. Por eso sólo os alimentáis a base de Doggy Chow.

-lección 5: ella te enseñará algo que nunca olvidarás: "nunca bajes las escaleras delante de alguien más joven y ambiciosa que tú". Prueba a darle un empujoncito, quedarte con su puesto de vedette primera, y si ella te lo perdona es que realmente estáis enamoradas.

-lección 6: la prueba de amor definitiva es que una le haga las uñas a la otra. Pero si te dice algo así como "yo ya estoy demasiado mayor para ir de puta", no le hagas caso, lo está diciendo por despecho. El amor entre dos divas de Las Vegas es así.

¿Lo véis? "ShowGirls" no es más que una profunda y conmovedora love story entre dos mujeres. Os dejo con una de sus secuencias más románticas:





3 comentarios:

  1. Estoy yo erecto ¿por qué no estás tú erecta?
    Peliculón

    ResponderEliminar
  2. Si esta la hubiera rodado Almodóvar, otro gallo nos cantaría.

    ResponderEliminar
  3. Tendré que volver a ver la película, porque tras esta entrada creo que se merece una segunda y hasta una tercera oportunidad.

    ResponderEliminar